5 mitos y realidades de un coworking

Imaginemos la siguiente situación: estás considerando invertir en un espacio coworking, pero te detienen las dudas, el miedo a las malas decisiones, no saber si tu inversión vale la pena, la idea del posible fracaso, entre otros...

¡Ah! Seguramente no es solo una historia. Y como nosotros ya lo vivimos, te invitamos a sacar esos limitantes de tu cabeza y reconocer si este estilo de trabajo es algo para ti. Aquí van unos mitos que vamos a desmentir:

1- Voy a perder clientes: Por el contrario. Un espacio de coworking te permite ampliar tu red de contactos, conocer e identificar clientes o aliados potenciales y ofrecer más tus productos/ servicios. Y si hay otros coworkers que ofrecen algo similar a ti, eso les permite aprender el uno del otro e incluso apoyarse.

2-    Me sale más barato trabajar desde mi casa: esto no necesariamente es verdad. Si bien es cierto que pertenecer a un espacio de coworking implica una decisión financiera también hay que reconocer que, bien aprovechado, te permite:

- mostrar una mejor imagen a tus clientes

- ampliar tus contactos profesionales

- solucionar problemas más rápido gracias a redes de apoyo

- ser más productivo

Todos estos beneficios se traducen en nuevos ingresos para ti e incluso en ahorros. Es hora de reconocer el coworking como una inversión para tu crecimiento, no como un gasto. Escoge ver el vaso medio lleno.

3- Me van a copiar mis ideas: el coworking puede ser también trabajo colaborativo. Aprovecha la solidaridad, colaboración y esfuerzo conjunto que propone un coworking. No temas contar tus ideas porque es justamente en un espacio como éste que podrás encontrar aliados, nuevo conocimiento e incluso mejorar tus ideas y lo que haces.

4- No voy a encajar Los coworking nunca se componen de un único rango de edad o un solo tipo de personalidad y en eso radica su fortaleza. Aprovecha la diversidad de talentos, opiniones, conocimientos y carácter de las personas. Estos son espacios de gente apostándole a un modelo innovador ¡Todos cabemos!

5- No me voy a concentrar: los coworking tienen reglas de convivencia claras y sensatas. Los adultos que lo conforman acceden al espacio entendiendo que es compartido y que deben respetar su entorno y la concentración de sus compañeros. Además tú eliges tu espacio y cómo trabajar en él. Lo más probable es que en un coworking te concentres más.

BENEFICI(O)S


Comunidad viva


Sinergia con profesionales


Ubicación estratégica


Flexibilidad contractual

Backoffice
(wi-fi de alta velocidad, impresión, recepción, etc)

MÁS ARTÍCULOS EN NUESTRO BLOG...

  • All
  • Fuckup Nights

EN NUESTRO BLOG...

  • 1
  • 2
  • 3